domingo, 7 de diciembre de 2014

Arromanticismo

Hace tiempo fui al psicólogo. No puedo entrar en detalles por que el tema involucra a otra persona, pero el caso es que he recordado una de las cuestiones que me preguntó: Si me había enamorado alguna vez.

Quizás no fuese así la pregunta, pero lo que me sorprendió es que no aceptase que nunca me había enamorado. Para mi era muy natural: no había conocido a la persona ideal. Sin embargo el me insistía: "¿y ni tan siquiera con personajes de ficción?". A mi eso ya me sonaba a chino ¿como te vas a poder enamorar de personajes de ficción? Es decir, entiendo el concepto teórico, pero al final el personaje de ficción es una persona muy alejada, que no interactúa contigo, que está fuera de tu alcance,... simplemente no me parecía fácil que algo así me hubiese pasado.

Bien, creo que ahora lo entiendo mejor. Al parecer para la mayoría de la gente es normal enamorarse, y esto no tiene por que deberse a una conexión emocional y espiritual de un largo periodo. Hay personas que pueden tener sensación de enamoramiento solo por el aspecto físico o en base a una corta interacción. Lo que este psicólogo no parecía entender es que esto no nos pasa a todos.

Yo siempre he idealizado el amor como algo que se desarrolla poco a poco, entre dos personas que se complementan a la perfección y tras un largo periodo de convivencia. Me gusta la idea del amor a primera vista pero solo como una casualidad o el resultado de un "destino mágico" en una obra de fantasía, no en la realidad. Sin embargo creo que esta visión mía encaja poco con lo que la mayoría de la gente siente en realidad.

Hablando con otra persona posteriormente, me negaba también la posibilidad de que no me hubiese enamorado nunca. Naturalmente sin haberme enamorado no puedo saber como es estar enamorado, así que siempre me pueden decir "esto que sentiste es estar enamorado" y yo no podré decir que no. Algo así fue lo que pasó: tanto me bajo el listón que al final dije "ah, pues si". Quizás esté exagerando un poco, pero me suena a que me dijo algo como "¿alguna vez has mirado a una chica y has sentido algo? pues eso es enamorarse".

Naturalmente se muy bien que no es así. Creo que si me hubiese enamorado lo sabría, aunque sea solo por las descripciones que da la gente, que aunque vagas están muy lejos de cualquier cosas que pueda haber sentido. El caso es que no parece que la gente acepte la posibilidad de que haya gente que no se enamore. La única explicación que le ven es algún tipo de problema. Pero tras más de 30 años siendo feliz así creo que hay que tener cuidado con tratar de resolver problemas imaginarios.

En este contexto es donde creo que viene bien que exista el concepto de arromanticismo, que no significa no entender el romanticismo sino tan solo el no experimentar atracción romántica. Yo no niego que algún día no me pueda llegar a ocurrir, pero si creo que es necesario que la gente entienda que hay personas que son más enamoradizas y otras que lo son menos. Que yo puedo ser feliz sin necesitar pareja, y que si no correspondo a los sentimientos de una persona no es por que prefiera a otra o no sea lo suficiente, sino por que quizás no tenga este sentimiento, o no lo tenga tan desarrollado como otros.

Puede parecer una tontería, pero eso me cuadra con mi miedo a acercarme a la gente por miedo a hacerles daño. No temo que nadie me parta el corazón por que no espero nunca una relación en exclusiva a largo plazo, sino que por contra lo que temo es a rompérselo yo a alguien que espere algo que no le pueda dar.

Quizás algunos no creáis que pueda existir un caso tan extremo como una persona completamente arromántica que nunca se pueda enamorar, pero el concepto en si me parece necesario. Hace falta entender que existen muchos rasgos que se salen de los cánones a los que nos tiene acostumbrada la sociedad tradicional: asexuales, arrománticos, transgénero, homosexuales, bisexuales, género fluido,... me parece bueno que conozcamos que existen otro tipo de experiencias para no interpretarlo todo desde una norma conservadora que perjudique la convivencia estableciendo condicionantes innecesarios.

2 comentarios:

  1. Buen artículo, aclara bastante, aunque veo con preocupación que es muy poca la información que se encuentra al respecto y la mayoría está en fuentes no académicas :/

    ResponderEliminar
  2. Todo esto me hace mucho sentido. Hasta el momento, siempre que declaro que no me interesa el amor romántico he sido declarada una loca, en evasión, entre otras cosas. Siento una extraña tranquilidad de saber que no es un "problema" necesariamente, y que no es mío, sino del resto que piensa que debo tener algo para poder sentirme completa. En cierta parte sí hay algo de eso; también hablándolo con mi psicóloga me dijo que es bueno aspirar a ser un humano integral y lo adscribo, significando eso que debo estar abierta a un espectro amplio de experiencias para cultivar una variedad de perspectivas. Y sí, no me niego que pueda querer alguna vez estar en una relación, pero me siento tan cómoda conmigo, tan satisfecha con los amores platónicos, que no me aproblema no tener una relación real. Qué suerte encontrar esto un día como hoy, en que el bombardeo romántico está a tope XD. Gracias.

    ResponderEliminar